Menu

Cacica Stereo

Cacica Stereo

Calle 17 No. 15 - 67  Celular 3205490100   Telefonos  5805497 - 5713764 Valledupar (Cesar)

Email:cacicaestereo@yahoo.es - Twitter: @CacicaStereo

URL del sitio web: http://www.cacicastereo.com

Exfiscal del cartel de la toga confiesa delito que salpica a Senador Gnecco

Bogotá.

En su edición del pasado sábado 19 de mayo, el diario El Espectador publicó una nota periodística titulada “La última confesión de Gustavo Moreno”, en la cual revela que el exfiscal anticorrupción involucrado en el llamado Cartel de la Toga, antes de ser extraditado a Estados Unidos, confesó haber recibido una alta suma de dinero en efectivo de manos del actual senador José Alfredo Gnecco Zuleta con el fin de que dicho cartel favoreciera a su padre Lucas Gnecco Cerchar en la investigación que le cursaba ante la Corte Suprema de Justicia por el delito de contrato sin requisitos legales, en su calidad de exgobernador del Cesar.

De acuerdo con la declaración entregada por Moreno a las autoridades colombianas el pasado 19 de abril, “fueron 150 millones de pesos los que yo recibí del senador José Alfredo Gnecco en la oficina del exmagistrado Francisco Ricaurte, ubicada al norte de Bogotá.”

Según El Espectador, “el exfiscal Anticorrupción indicó que Lucas Gnecco tuvo en el pasado una condena por fraccionamiento de unos contratos y que en este nuevo proceso lo que se requería era demorar el expediente tanto como fuera posible mientras maniobraban en el despacho del magistrado Gustavo Malo. “En firme la acusación se dio el traslado para solicitar pruebas, la defensa anterior ni siquiera las había solicitado. Malo ayudó y decretó unas poquitas pruebas testimoniales, porque como el proceso era de aquellos de manejo, yo no los estudiaba, no tenía preocupación por ese tipo de procesos”, contó Gustavo Moreno. Es decir, que a ese expediente ni siquiera había que darle la vuelta jurídicamente.”

Según varios penalistas consultados, la conducta del senador Gnecco presuntamente se encuadraría en el delito de cohecho por dar u ofrecer, el cual está tipificado en el artículo 407 del Código Penal y contempla una pena de 48 a 108 meses de prisión.

Finalmente, el exfiscal Moreno expresó su preocupación por la seguridad de su familia en Valledupar y relató que “Cuando salió un organigrama en la revista Semana, en el que aparecía el nombre del señor Gnecco como una de las personas que yo iba a delatar, él fue hasta la casa de mi papá en Valledupar y le dijo: ‘dígale a su hijo que no hable tanto’”, lo que, según Moreno, fue interpretado como una amenaza directa sobre él y su familia.

Denuncian fraude en elecciones presidenciales de Venezuela

Caracas.

En una jornada electoral caracterizada por un fuerte abstencionismo y con denuncias previas de parcialidad e ilegitimidad del sistema electoral, Venezuela vivió hoy unas elecciones presidenciales en las que el actual mandatario Nicolás Maduro busca refrendar un nuevo término de seis años al frente del Palacio de Miraflores.

Sin embargo, a pesar de que los puestos de votación cerraron a las seis de la noche hora venezolana, transcurridos más de 4 horas las autoridades electorales no informaban aún sobre los resultados de la votación. Al cierre de esta edición, y sin haber emitido resultados previos el Consejo Nacional Electoral informó que Nicolás Maduro, fue reelegido en su cargo con 5.823.728 de votos frente a 1.820.552 votos que obtuvo su principal adversario, Henri Falcón, mientras que el candidato Javier Bertucci logró 925.042 votos y Reinaldo Quijada 34.614.

Según analistas la participación de los venezolanos en esta elección habría sido menor al 30%, hecho que pudo verse comprobado durante la jornada electoral por cuanto la gran mayoría de los puestos de votación se encontraban semidesolados y con escaso público asistente. En las calles la soledad y el silencio eran los amos y señores.

Dentro de este contexto, el candidato opositor Henri Falcon se pronunció a través de su cuenta de Twitter desconociendo los comicios de hoy y exigiendo nuevas elecciones: "Es obligatorio para nosotros denunciar el incumplimiento de los acuerdos. Por eso este proceso no fue real, no lo reconocemos y exigimos que se convoquen nuevas elecciones", escribió Falcon.

Por su parte, la embajadora de EE. UU ante la ONU, Nikky Haley, calificó como un insulto a la democracia los comicios de hoy y sentenció que era hora de que Madura se vaya del poder.

Cabe recordar que Venezuela afronta desde hace varios años un desabastecimiento generalizado en alimentos, medicinas y productos de primera necesidad. Padece también un fenómeno hiperinflacionario que le da el dudoso honor de ser la economía con la tasa de inflación más alta del mundo.Tanto en los bancos como en las calles escasea el dinero en efectivo.

Además, padece un éxodo sin precedentes en su historia que ha forzado la expulsión de más de 6 millones de habitantes en la larga década del chavismo en el poder, 2 millones de los cuales se encuentran en territorio colombiano.

 

Universidad Simón Bolívar otorga doctorado honoris causa a La Cacica

Barranquilla.-

En el marco de la ceremonia de instalación de la Academia de Estudios del Caribe y de la presentación al público del doctorado en Sociedad y Cultura Caribe, el pasado viernes 18 de mayo, la Universidad Simón Bolívar le otorgó de manera póstuma a Consuelo Araujonoguera el doctorado honoris causa en Sociedad y Cultura Caribe, en reconocimiento a sus importantes aportes académicos y culturales en la preservación y enriquecimiento del patrimonio cultural colombiano.

El historiador Tomás Darío Gutiérrez fue quien postuló a La Cacica para dicha reconocimiento, la cual fue aprobada por unanimidad de los miembros de la academia. La distinción fue entregada por el rector del claustro universitario José Consuegra Bolívar y recibida por Andrés Molina, hijo de Consuelo.

En su discurso de exaltación, el rector de la Simón Bolívar indicó que Consuelo Araujonoguera se convierte en la primera mujer del país en recibir este reconocimiento “por su trayectoria, compromiso y labor ejemplar como precursora, gestora, emprendedora e investigadora del folclor vallenato , que la constituyen en embajadora emblemática y vitalicia de la música vallenata y de la cultura Caribe”.

El acto contó con la presencia de altas personalidades regionales y nacionales, entre las cuales se destacan el gobernador del Atlántico Eduardo Verano de la Rosa, férreo defensor de la autónomía de la Región Caribe; los ex ministros Carlos Rodado Noriega y Amilkar Acosta, miembros de número de la Academia, y del expresidente Ernesto Samper, quien realizó una brillante disertación sobre la necesidad de que el Caribe colombiano se integre no solo internamente sino con el resto del Caribe y el mundo.

Finalmente, también cabe destacar que en dicho acto también fueron exaltadas otras personas e instituciones, entre ellas, la Casa de la Cultura de Valledupar, por su contribución a la preservación de la cultura vallenata, distinción que fue recibida por su actual director Tomás Darío Gutiérrez.

El juego de las obstinaciones

Sobre la perversidad electoral

El 27 de mayo se realizarán las elecciones presidenciales. Según las distintas encuestas, habrá segunda vuelta. Duque y Petro son los favoritos para disputar esa fase definitiva. Por supuesto, será un enfrentamiento fulminante entre dos extremos políticos: Derecha VS Izquierda. Desde ahora se vislumbra un panorama agobiante: la polarización se profundizará, los estigmas terminarán de deshumanizar el debate democrático y el miedo se afianzará como el argumento más poderoso.

Duque, llevado de la mano por Uribe, su mentor, aglutinaría a la elite política y empresarial del país. Petro, a pesar de su soberbia, consolidaría a su alrededor a los diferentes sectores alternativos: a los Verdes, al Polo y a una fracción del Partido Liberal que apoya con ahínco el proceso de paz. En ese último tramo hacia la Casa de Nariño, Duque tendría cierta ventaja sobre Petro porque contaría con el auspicio casi absoluto de aquellos que siempre han manejado el poder burocrático, electoral y económico en Colombia.

Para equilibrar la balanza en la segunda vuelta, Petro tendría que matizar su discurso de confrontación social, aproximarse al sector empresarial con un mensaje de tranquilidad y despegarse de su actitud mesiánica, caudillista: la democracia no exige redentores, sino que necesita ciudadanos responsables. El fervor popular que Petro ha inspirado, resultaría insuficiente para llegar a la presidencia. Si él de verdad quiere derrotar al discípulo de Uribe, tiene que liderar una concertación política que incluya a un sector progresista de la derecha y a algunos empresarios.

Aunque hoy no parezca así, Santos podría tener una significativa capacidad de juego en la segunda vuelta. Con el escaso poder burocrático que todavía tiene y la fidelidad de cierto segmento de la U, el saliente presidente podría aportar la carta que nivele o incline la balanza. De él, que es un príncipe maquiavélico del Siglo XXI, puede esperarse cualquier cosa: su apoyo a Duque o a Petro. Sin embargo, parece que le convendría más darle un espaldarazo al candidato de la Colombia Humana, pues su pelea con Uribe es inmarcesible. Además, necesita salvaguardar el acuerdo de paz con las Farc, que es su máximo legado.

Ahora bien, más allá de lo inevitable que parece el escenario final de Duque VS Petro, resulta oportuno señalar que las encuestas podrían ser rotas, tal como ha sucedido recientemente en otros certámenes electorales: el Brexit en Reino Unido,Donald Trump en Estados Unidos y el Plebiscito en Colombia. De modo que no hay que descartar las sorpresas, el sufragio tiene unas dimensiones complejas que hace de las elecciones un evento impredecible, enigmático.

Dos factores harían que los pronósticos de las encuestas fracasen. En primer lugar, el voto espontaneo, que se divide en dos: los indecisos que definen por quién votar la última semana y los silenciosos que no quieren o les avergüenza manifestar por quién votarán. Se trata de un sufragio que discurre entre la razón y la emoción, que no tiene un compromiso partidista. Podría beneficiar a los candidatos que más mueven las pasiones y la opinión pública: Duque, Petro e incluso Fajardo, que está más bien en la línea de la cordura (o la tibieza).

Cualquiera de ellos podría aumentar el porcentaje de sus votos de una forma sorpresiva, rompiendo así los sondeos que se realizarán antes de la primera vuelta. Por ejemplo, Duque podría quedar tan próximo al 50% de los votos, que su victoria en la carrera final sería inevitable. Petro podría quedar tan cerca de Duque (cuidado hasta por encima), que aumentaría el entusiasmo popular y haría menos incierta su opción de llegar al máximo cargo del Estado. Si Fajardo consigue vigorizar el animo de quienes no quieren a Duque, ni a Petro, ni a Santos, podría meterse a la disputa por un cupo a la siguiente etapa.

En segundo lugar, está el voto de las maquinarias. Aunque no es mentira que el pupilo de Uribe cuenta con el apoyo de varios caciques, Vargas Lleras, el hombre de Santos, sería quien podría dar la sorpresa a través de las empresas electorales de los gamonales que son fieles a su campaña. Según las encuestas, Vargas Lleras no pasa del 10%, o sea que sacaría menos de 1.500.000 de votos. Si Vargas Lleras aceita las maquinarias y saca más de 3 millones de votos, rompe las encuestas, así no alcance un cupo para la segunda vuelta. Su caso resulta curioso, hoy parece un candidato inviable, pero con tal que pase a la fase final contra Duque, su favoritismo sería imparable, pues agruparía a un sector de la derecha, a la mayoría del centro y a la izquierda que teme que Uribe vuelva al poder.

Aunque es un contexto poco factible, una segunda vuelta entre Vargas Lleras y Petro, sería casi igual que entre Petro y Duque: eso sí, Santos le ganaría la partida de antemano a Uribe. Por otra parte, De La Calle está como aquel equipo de futbol que queda eliminado anticipadamente y tiene la obligación de jugar el último partido para no recibir una sanción.

Sobre el porvenir de Colombia.

Ante esa mecánica perversa que carcome los principios nobles de la política (el llamado “deber ser”), la ciudadanía tiene que reaccionar democráticamente. Hay que salir a votar el próximo 27 de mayo con sensatez, entusiasmo y tranquilidad. El abstencionismo no puede volver a triunfar: el 53% de los colombianos no acudieron a las urnas en las pasadas elecciones al Congreso. Así como el voto es un derecho, también es un deber que el pueblo tiene con sus instituciones, sus recursos públicos y su porvenir.

Antes de marcar el tarjetón, hay que reflexionar sobre el futuro de Colombia, las propuestas de cada uno de los candidatos y la necesidad de hacer realidad unos conceptos fundamentales que están en la Constitución de 1991:

  1. Materialización del Estado Social y Democrático de Derecho, que es una formula política que le da primacía al bienestar del ser humano (Art. 1).
  2. Promoción del libre mercado bajo la supervisión del Estado (Art. 334).
  3. Respeto a la propiedad privada, comprendiendo que es un derecho que tiene una función social y ecológica (Art. 58).
  4. Humanización del servicio de salud (Art. 49).
  5. Garantizar el derecho a un medio ambiente sano y la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarlo (Art. 79).
  6. La educación como un motor de transformación social (Art. 67).
  7. Rotación en el poder para evitar los caudillismos. El próximo presidente gobernará por cuatro años, se acabó la reelección (Art. 197).
  8. La libertad de expresión como fuente de desarrollo individual y colectivo (Art. 20).  
  9. La paz como un derecho, un deber ciudadano y un propósito del Estado (Art. 22).
  10. Protección de la diversidad étnica y cultural de la nación (Art. 7).

Finalmente, hay que examinar con cuidado los intereses que cada candidato representa. Todos hacen parte de un juego de obstinaciones. Nada les interesa más que su ego, que su propia historia. Su codicia es superior al afecto que dicen sentir por Colombia. Al fin y al cabo, así son todos los políticos. Por eso resulta necesario sospechar de ellos, no idolatrarlos, ni endiosarlos. No olviden, la duda conduce a la certeza, así que el voto debe ser un acto de libertad y de conciencia crítica.

Bonus Track: Se necesita reformar ciertos aspectos de la parte orgánica de la Carta Política para robustecer el sistema de pesos y contrapesos: un presidente menos poderoso, un Congreso más independiente y una justicia eficiente, rápida y despolitizada.  

Twitter: @ccsilva86

Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here