Menu

Cacica Stereo

Cacica Stereo

Calle 17 No. 15 - 67  Celular 3205490100   Telefonos  5805497 - 5713764 Valledupar (Cesar)

Email:cacicaestereo@yahoo.es - Twitter: @CacicaStereo

URL del sitio web: http://www.cacicastereo.com

Esto es un desorden

Los  pobres resultados electorales que obtuvo el centro Democrático en las elecciones de alcaldía y gobernación son la prueba de que Uribe, si bien continúa siendo el político colombiano de más alta tasa de recordación y es beneficiario de una gran porción de  la intención de voto, no tiene la capacidad de endosarlos.

Es imperativo tener esa variable en cuenta, porque el ex presidente al abrir la lista a senado y ocupar el primer lugar en ella, es toda una promesa de que en las próximas elecciones los movimientos van a ser electrizantes. Para comenzar, no le importó ni cinco que sus propios congresistas desaprobaran la decisión de abrir las listas: El hombre anda en otro cuento.

Uribe ya batió un record difícilmente igualable con una lista cerrada, ahora piensa hacer lo mismo, pero solo él, con su nombre en una lista abierta. Lo que lo motiva a hacer esto es un misterio que ha generado todo tipo de hipótesis; no las enumeraré pero me permitiré plantear la mía, tan equivocada o acertada como las demás. Pienso que el tema es personal, que él quiere llevarse a la tumba la gloria de sus dos presidencias y sus dos senados con cifras inigualables en cada modalidad.

Pero ese anhelo del senador tiene un efecto mariposa impredecible. Para empezar, él va a poner el rasero del umbral escalofriantemente alto y eso es un riesgo para su propio partido, que no cabe duda, va a aumentar la votación respecto a la legislatura anterior, pero paradójicamente, puede perder curules gracias  a ese incremento. Me explico: El Centro Democrático no está solo en esta contienda; Cambio Radical le está apostando a 20 senadores, el Partido Liberal busca volver a ser una fuerza deliberante, La U está recogiendo las astillas dispersas de su coalición para volver a ser la bancada más grande y hay que pensar en la coalición de centro izquierda y en el partido conservador…

Si a la hora de publicar este artículo aún no se sabe nada de aquellas 16 curules para las víctimas, lo que si queda claro es que el que  aspire a entrar al recinto tiene que hacer un esfuerzo titánico, en especial los del mismo CD porque quién no alcance a estar entre las primeras 15 votaciones de ese partido, no será arrastrado por la cauda repartidora de Uribe.

Así las cosas, lo que fue una elección de 11,6 millones de votantes con una abstención del 56%, promete ser mucho más alta esta vez, porque ningún partido se va a dejar estar, esperando a ver qué pasa con Uribe y su lista abierta, porque Uribe, en cada departamento es una amenaza para los políticos locales, que tienen que redoblar esfuerzos y recursos para conjurarla.

El Cesar por ejemplo es todo un Bocatto di Cardinali porque hace 4 años entre Muvdi y Uribe sumaban el 41% de la intención de voto mientras el candidato de la casa Gnecco se hundía en un triste 4%. Bueno, ya sabemos lo que le pasó a Pedro Muvdi, tragedia personal sin la cual Jose Alfredo Gnecco jamás hubiese llegado al senado, y esta vez el panorama pinta parecido, pero peor porque es un poco difícil que a Uribe lo pongan preso…

Un Uribe que en lista cerrada se llevó más de 36 mil votos del Cesar, es un verdadero dolor de cabeza a la cabeza de una lista abierta, es como si fueran dos Uribes, porque en el Cesar no le caminan a ningún delegado suyo, pero a él en cabeza propia le van a salir a hacer campaña con furia y eso no se puede menospreciar…

Y repito: Esto es nacional porque el Cesar NO es una isla.

Fuera de eso, la casa Gnecco no solo debe sacar su senado, sino que debe apoyar al candidato de Cambio Radical, so pena de despertar la temible ira de Vargas Lleras…

Cristian Moreno, cabeza de lista a cámara por la U, anunció que no va a apoyar a Gnecco, se estacionó en el primer lugar de la lista y será un obstáculo formidable, una vaca muerta atravesada en el camino del umbral que llevaría a Eliecer Salazar a la cámara: Detrás de esto hay un ajedrecista de respeto: Miguel Durán, que en una gran jugada, inscribe a su sobrina por el CD y parece que planea seriamente modificar lista y poner allí un Moreno y si la inscripción de Cristian José es una reivindicación de la dignidad, entonces no sería ninguna sorpresa que esperara hasta las 5:59 PM del último día y renunciase al renglón que ocupa sin darles tiempo de buscar reemplazo, por lo menos eso es lo que yo haría…

 Y como Durán no activará dos campañas, ya está cantado que el CD va a lograr umbral y muy seguramente, con un fortísimo Jaime González, entre Valledupar y el sur, le van a dar una cámara al CD que puede ser cualquiera de los dos. Está claro que el CD en el Cesar apostó a ganar y los integrantes no se van a pelear entre ellos…

En Cambio Radical pasó al revés que en el liberalismo: Su representante Chichí Quintero, por miedo a servir de telonero y perder la credencial, no dejó entrar a nadie de peso en su lista y eso lo va a ahogar porque esta vez nadie le va a hacer el milagro  (Recuérdese que entró de chiripa ya que la cuarta votación no logró umbral en el PL); mientras Arturo  Calderón en el PL que quería estar bien acompañado no lo logró porque es muy fuerte y nadie quiere trabajar para hacerle umbral a otro…

¿O sí?

En el partido conservador, que está condensado en cabeza de su representante Ape Cuello parecieran estar en otra dimensión porque si lo que impera en las demás listas es el desorden, en el Equipo Azul hay una inquietante armonía…

Mientras en las demás listas los candidatos se quieren como hermanos, pero hermanos peleando herencia, es decir, poco y con desconfianza, la lista de Ape Cuello comparte hasta la más básica pieza publicitaria, el mismo representante hace campaña por el departamento pidiendo que le voten a sus pupilos y claramente le apuesta a obtener votación de senador, con la ventaja de que así pondría dos curules. Esa es una apuesta alta, pero a juzgar por la determinación del jefe del equipo y las turbulencias en los demás partidos no es para nada descabellada y me atrevería a jurar que esta es la única lista que le va a funcionar a Gnecco, porque el segundo es Delwin Jiménez, un candidato de convergencia con el que se sienten cómodos tanto Ape como doña Cielo, porque es de las entrañas del primero y está casado con una sobrina de la segunda.

Y sí. A Delwin le salió la virgen porque si no llega por cifra repartidora, será representante de todos modos porque Ape Cuello renunciaría un año antes para hacer campaña a gobernación en cabeza propia…

Nunca pensé que podría decir esto, porque pareciera que enfrentar a la casa Gnecco en senado trae muy mala suerte, pero esta vez no lo veo tan claro para el clan: Los umbrales van a subir considerablemente; tienen que responder por un mínimo en la campaña de Didier Lobo; tienen un Uribe recargado que mantear; un desorden en su propia lista de cámara; los Muvdi no son muy aficionados a fabricar umbrales si sus intereses se ven amenazados (Recuérdese como le castigó Pedro a Andrés Arturo Fernández, vía medición, que estuviese inscrito con él pero haciéndole campaña a Gnecco); la casa Gnecco misma tiene cansada a una buena franja electoral precisamente por su endogamia política que no solo no da oportunidades a nadie, sino que todo lo hace con contratistas de afuera que de paso, solo dejan una estela de obras inconclusas…

Así las cosas, Uribe podría terminar siendo el único senador por el Cesar, y entre Ape Cuello y el Centro democrático se estarían asegurando dos credenciales; lo demás por lo menos al día de hoy,  me resulta impredecible.

Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here