Menu

Cacica Stereo

Cacica Stereo

Calle 17 No. 15 - 67  Celular 3205490100   Telefonos  5805497 - 5713764 Valledupar (Cesar)

Email:cacicaestereo@yahoo.es - Twitter: @CacicaStereo

URL del sitio web: http://www.cacicastereo.com

El café de la esperanza

Aquí estoy, soy un simple testigo. Sólo vine a retratar con mi memoria este encuentro. Los protagonistas son ellos: un grupo de estudiantes de la UPC, la UDES y el Área Andina. Hay hombres, mujeres, jóvenes, adultos, indígenas. Todos tienen una misma cualidad: los mejores promedios académicos de sus universidades. Veo en sus rostros intriga, pero también propósitos y ganas, muchas ganas de trabajar por esta región. Sí, eso son: esperanza.

Hoy es 16 de agosto de 2018. Mi reloj marca las 08:15 a.m. Este restaurante se llama Mucca y queda en la carrera 9 Nº 9-25. Aquí venden unos helados de corozo y de patilla que son una locura, pero venimos a tomarnos un café con Jonathan Malagón, el nuevo Ministro de Vivienda. Estamos esperando que comience la reunión, Malagón llegó y saludó, pero salió un momento a contestar una llamada telefónica. Mientras tanto, los estudiantes hablan entre ellos sobre sus orígenes, carreras y proyectos, la mayoría apenas se está conociendo.  

Luego de unos minutos, Malagón vuelve a entrar a Mucca. Es un tipo de mediana estatura, piel trigueña y mirada tímida. Tiene un discurso fluido, sencillo. Su lenguaje neutral deja poco espacio para descifrar sus raíces, pero él suelta algunos apuntes creativos y chistosos que revelan su esencia Caribe. Sin dejar de proyectar frescura, Malagón advierte que no se trata de una reunión política, que lo único que quiere es conocer a los estudiantes. No vino para que lo oigan a él, vino para oírlos a ellos. Así que les concede la palabra.

Hay una especie de mesa redonda. Los estudiantes que están sentados a la derecha de Malagón, comienzan a presentarse. Yo estoy de frente al ministro, al lado de Camilo Quiroz, un joven vallenato que también trabaja en el Ministerio de Vivienda. Soy el único profesor de las universidades locales que está aquí, me siento entusiasmado con este evento, pero hay varias preguntas que deambulan por mi cabeza: ¿por qué Malagón pidió reunirse con estos muchachos?, ¿por qué dijo que no se trataba de una reunión política?, ¿por qué no está tomándose un café en el Club Valledupar con los congresistas del Cesar?

Rápidamente caigo encantado ante las historias de los estudiantes. Hay futuros abogados, economistas, ingenieros civiles, sociólogos, psicólogos. Todos hablan de sus experiencias familiares y académicas. Algunos exponen las investigaciones que han realizado, las penurias que han afrontado como universitarios y las ambiciones laborales que tienen. Nadie se refiere a la actualidad política, ellos sólo mencionan sus sueños, que son realmente las ilusiones de todo un país. Yo los escucho con mucha atención, mi estómago burbujea y mis ojos se humedecen: siento que vienen cosas buenas para el Cesar.       

Durante la presentación de los estudiantes, Malagón hace varias interrupciones. Emocionado, pregunta sobre los proyectos de investigación, invita a los jóvenes a aventurarse a estudiar en el exterior y cuenta anécdotas de su época como universitario. Ante la mirada atónita de los presentes, Malagón manifiesta que no sabía inglés cuando se fue a hacer una maestría en política económica en la Universidad de Columbia. Dice que estudiaba con un diccionario en la mano, que así hizo un ejercicio de doble memorización y se consagró como unos de los mejores estudiantes de su promoción. Como para corroborar esto, expresa que un día fue a motilarse a una peluquería de unos tipos de Costa de Marfil y el peluquero le preguntó algo en inglés y él sólo atinó a responder: “Yes, yes”. Cuando el hombre terminó de motilarlo, Malagón se miró en el espejo y descubrió con terror que tenía una cancha de futbol en la cabeza. Era junio de 2010 y el mundial de Sudáfrica estaba en su apogeo.

Al oír esta historia, los estudiantes saltan de la risa. Están emocionados, se sienten identificados con Malagón. Quizás ya no sólo lo ven como el joven vallenato que ocupa un alto cargo público en Bogotá, sino también como un amigo que incluso les está proponiendo crear un grupo de WhatsApp para mantenerse en contacto.  Sí, la empatía resulta inevitable, los estudiantes y el ministro comparten el amor al conocimiento, el deseo de superación personal y las ganas de trabajar por la región.   

Después de intercambiar experiencias con los muchachos durante más de una hora, Malagón retoma la palabra y comienza a despedirse. Expresa que se va muy complacido, les agradece a los chicos por haber venido e invita a varios de ellos a hacer las pasantías en el ministerio. Confiesa que, más allá de sus reconocidos méritos académicos, profesionales y laborales, siempre contó con personas valiosas que le tendieron la mano. Eso, precisamente, quiere hacer con estos estudiantes: abrirles las puertas para que puedan desarrollar sus talentos.

He ahí las respuestas a mis interrogantes. Malagón convocó a esta reunión en Mucca para rendirle tributo al saber, a la capacidad de soñar y a los esfuerzos. Tiene la intención de ayudar a Valledupar promoviendo a los mejores, tal vez (sin proponérselo) está implementando una nueva moda en su ciudad: el talento por encima de los cacicazgos políticos. Este gesto y la forma como llegó al ministerio es un mensaje poderoso para la clase política del Cesar. Se aproxima una nueva era, un tiempo donde la inteligencia y los estudios tendrán ventaja frente a los apellidos y el clientelismo. Amigos y amigas, nuestros políticos tradicionales comienzan a preocuparse.

 Twitter: ccsilva86.

Cuando la sal se corrompe...

En nuestro departamento curiosamente está pasando de todo y parece que nada pasara…

¿De qué le sirvió al Cesar que Edgardo Maya Villazón estuviese 12 años a la cabeza de los más poderosos organismos de control de la nación y antes de eso 8 más en las altas cortes, si la lista de obras inconclusas, estructuras que se vienen al suelo y desmanes administrativos en esta, su tierra natal, es interminable?

Leí un trino del ex diputado Carlos Daniel Rocha que es en sí mismo, un editorial. Dice que muchos lo abordan para preguntarle por qué las obras se caen a pedazos y él se limita a responder que todo eso lo denunció a tiempo, que advirtió a los entes de control y fue solo una voz que gritaba en el desierto, porque somos una mueca del país: No creemos en las evidencias y volvemos siempre a elegir a los mismos responsables del pillaje…

La lista de desmanes es tan larga como lo es el desvergonzado silencio del gobernador actual y su Contralor Departamental…

No se pronuncian, y ¿cómo hacerlo si el contralor debe investigar los mismos contratos que él mismo, in pectore, firmó en la anterior gobernación?  

Nadamos en el surrealismo. La rata cuida del queso.

Y esperan que sigamos impertérritos ante la nunca acabada obra de El Zanjón; de manera deportiva se niegan a explicarle a la ciudadanía por qué el estadio más caro del país, proporcionalmente hablando, no termina de terminarse nunca y somos ignorantes de en qué van los peritajes de patología de obras civiles, ni por qué el techo de la tribuna habilitada se vino al suelo…

Nadie ha salido a dar explicaciones de qué demonios fue lo que pasó en el Complejo De Tenisque no aguantó el primer aguacero, como tampoco lo aguantó la tarima del pueblo de Badillo…

De la sede de La Universidad Nacional no sabemos nada: Solo que jamás acaban de acabar la obra…

Del abominable crimen del Robo descarado en el Plan de Alimentación Escolar en el que parece ser que se robaron hasta las estampillas, porque al revisar la Contraloría la ejecución financiera del contrato, así como el Acta de Liquidación del mismo, encontró que al momento de la terminación del contrato al operador le habían pagado por parte de la Gobernación más de $34.632 millones, de los cuales $1.261 fueron un hallazgo fiscal por el detrimento patrimonial causado por este concepto, y  eso en castellano se llama Robo.

Y no pasa nada porque los sancionados son un par de secretarios y las cabezas no caen…

Me pregunto en serio si no es hora ya de que dejemos de elegir gatos en un departamento de ratones, porque ellos no tienen la culpa, si elegimos gatos, gobernarán para los gatos, que son esas cuatro o cinco familias que desde la colonia han sido los dueños de nuestros destinos…

O al revés, por qué razón seguimos eligiendo a las ratas para que cuiden de nuestro queso…

¿Por qué no comenzamos a pedir la ayuda de hombres y mujeres libres y de buenas costumbres?

¿Por qué un Luis Carlos Ramírez brillante abogado que fue gobernador encargado y salió sin un solo proceso en su contra, no presenta su nombre a la gobernación o por lo menos a la asamblea departamental?

 ¿Por qué no elegimos gobernador a un hombre de trayectoria impecable tanto en lo público como en lo privado y especialmente en la academia como Carlos Darío Morón Cuello? Carlos Morón tiene el respetable registro de no haber sido investigado nunca, ni siquiera de manera preliminar: ¿No sería un lujo tener un gobernador con ese perfil?

¿Por qué no prestan sus talentos en alcaldías y concejos, en Gobernación y Asamblea hombres y mujeres Libres y de Buenas Costumbres, como Darling Guevara, aguerrida y talentosa mujer; un Andy Romero joven pluma que se ha convertido en un látigo por las redes para los causantes de estas plagas? ¿Qué tal un Carlos Cesar Silva, un abogado joven y brillante, literato, escritor, docente, crítico y de una fría inteligencia analítica?

Alberto Herazo, un decano de la honestidad y brillante pluma a sus años; la mente siempre lúcida del crítico intelectual Hernando Dangond…

Cuanta falta hacen las brillantes intervenciones en los foros políticos del doctor Leonardo Maya, letal en sus intervenciones cargadas de estadística social…  

Cuanta falta nos hacen estos talentos, como se enriquecería el Concejo Municipal con Lina de Armas de regreso o que aspire a la alcaldía,pero que presente su nombre…

En el gremio de las artes tenemos una joya invaluable: La escultora Jaqueline Celedón, de lejos la mejor en su arte en esta región.

Hay muchos más y no alcanzaría en justicia a mencionarlos a todos, pero en el tema de alcaldía hay que resaltar que hay tres vallenatos raizales con serias aspiraciones: Ernesto Orozco, hombre de comprobada eficacia durante casi tres lustros al frente de Comfacesar en los que demostró capacidad en generación de empleo, construcción de un formidable colegio, urbanizador y gran gestor de recreación y deportes entre otras cosas…

Está en la contienda frente a Ernesto Orozco el abogado vallenato Alfredo Saade Vergel, que viene de hacer un activo papel al frente del Área Metropolitana de Valledupar y nada hay que le impida esa legítima aspiración: No tiene inhabilidad alguna, y en política no hay verdades absolutas, en política lo único que no se puede poner en duda es lo que ya pasó y este abogado tiene experiencia probada en cargos del nivel nacional…

Hay otra estrella en este firmamento que brilla con luz propia: Wissam Faráh, no olvidemos este nombre; fue concejal y lo hizo muy bien, y si tiene párrafo aparte es porque igual suena tanto para Gobernación como para alcaldía: Otra mente joven, rutilante y de comprobada capacidad administrativa. No hay tachones en su hoja de vida y está de cara a su futuro ¿por qué no?

Aquí si hay con quién, solo falta que decidamos acabar con el gobierno de los gatos…

Y si esto es por Valledupar, en el resto del departamento no escampa…         

Por fortuna en la sufrida Jagua de Ibirico hay un joven León buscando la primera silla: Se trata del médico ortopedista Leonardo Fabio Hernández, cada molécula de sus genes es 100% jagüera, y no aspira para resolver situaciones económicas sino para reivindicar la tierra por la que su padre ofrendó hasta la vida…

En El Paso otro médico lleno de carisma e inteligencia está adelantando una maestría en contratación Pública para servirle a ese pueblo de gente buena, su nombre es sinónimo de talento y nobleza. Se trata de Silvino Arzuaga…

Ojalá las personas de estos terruños se decidan a entregar los destinos municipales a seres como como ellos, decentes, preparados y sin manchas oscuras en su pasado…

Porque esta ciudad y este departamento ya no soportan más de lo mismo.

Solo para poner un ejemplo: ¿Cuántos de los que están leyendo este artículo saben quién es Yesmil Pérez?   Es un hombre avezado en relaciones nacionales e internacionales… ¿Eso no da ganas de escucharlo?  Es cesarense, brillante y preparado….

Tendremos pronto la oportunidad histórica de salir de tantos Castro, Araújo, Gnecco, Dangond, Pupo, Campo, De la Peña, Cuello y sus mezclas políticamente incestuosas de apellidos para no devolvernos nunca lo que nunca hemos tenido: Las puertas de las oportunidades…

Es eso o es seguir condenando a nuestros hijos a ser para siempre las reses de estos finqueros que nos cambian alegremente, cada cuatro años, el nombre del capataz.

Los aguaceros tumban las obras de los Gnecco como si el cemento que usan fuera de azúcar, y eso nos tiene diabéticos…

Y Carlos Daniel Rocha, tanto como los mencionados y los que dejé de mencionar, tienen la obligación moral de volver a la política, nos hacen mucha falta.

Vamos a hacer justicia!!!

Se siguen cayendo las obras de Monsalvo: ahora el turno fue para Badillo

Valledupar.

El pueblo de Badillo se ha puesto de malas y ésta vez no es por la custodia como dice la canción del maestro Rafael Escalona, sino porque una obra del gobierno de Luis Alberto Monsalvo que se inauguró con bombos y platillos, a inicios de mayo del 2015, parte de ella se cayó con uno de los primeros aguaceros en la región.

Colapsó la cubierta de la tarima de la plaza en medio de un aguacero con vientos fuertes, según lo indicó un habitante de dicho corregimiento de Valledupar a Cacica Noticias y así lo muestran videos y fotografías. "La cubierta se partió como galleta de soda", afirma dicho habitante de Badillo que presenció la caída del techo de la tarima.

La obra, con una inversión de $3.100 millones, contempló la construcción de 844 metros lineales de calzada sobre las vías que enmarcan la plaza, 2.700 metros lineales de andenes en adoquín y piedra lavada y 7. 826 metros cuadrados del área de plaza. Además de una cancha multifuncional, luminarias, avenidas aleñadas, y la adecuación de un espacio para la integración de la comunidad para el desarrollo de sectores como el turístico.

No es la única obra ejecutada por el gobierno de Luis Alberto Monsalvo que colapsa. Cabe que recordar que en el estadio de fútbol sucedió algo similar al caerse parte del techo de la tribuna occidental.  Lo mismo pasó con la cubierta de la cancha sintética de Las Flores, posteriormente,  se cayeron las estructuras del complejo tenístico y el coliseo cubierto, donde llueve más adentro que afuera.

Ganaderos del sur del Cesar piden restablecer porte de armas para defenderse de la delincuencia

Aguachica.-

Optimistas se encuentran los ganaderos del sur del Cesar por nuevas propuestas que le harán al nuevo gobierno colombiano en aras de recuperar la tranquilidad y seguridad de ese gremio en esa parte del departamento la que ha sido golpeada por la delincuencia y otros grupos armados.

Las medidas que requieren, se plantearon en reciente Consejo de Seguridad realizado en esa zona que tiene a su vez influencia en los santanderes, área que también será cubierta por las estrategias que pretenden.

Jesús Emilio Herrera, presidente de la Asociación de Empresarios Agropecuarios del sur del Cesar y Bolívar, al salir del Consejo de Seguridad dijo que, solicitaron la presencia de la Policía Nacional y un puesto permanente uniformados del Ejército, los que se comprometieron a atender la situación de la inseguridad y que harán brigadas de seguridad.

También pidieron el restablecimiento del uso legal de las armas que fue prohibido para la población civil por el gobierno pasado, lo que están aprovechando los delincuentes, que están, incluso, asaltando fincas a plena luz del día, aseguró.

Dentro de los compromisos, les prometieron activar una red de radio comunicación para civiles en el Departamento del Cesar la cual se hará efectiva a través del esquema utilizado por la red del Gaula y del Ejército, y además, que en el municipio de Aguachica comenzará a funcionar en breve un escuadrón de Carabineros para atender la seguridad rural entre esta jurisdicción y Gamarra.

Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here