Menu

Listas, cámaras, acción

"Compadeced a la nación cuyo estadista es un zorro,

Cuyo filósofo es un prestidigitador

Y cuyos hombres fuertes aún están en la cuna."

Khalil Gibrán Khalil.

 

Inicio este artículo con los versos inmortales, de El Jardín del Profeta porque sé que mis palabras pueden ser mortales para mí…

¿Cuándo perdimos el rumbo, cuando renunciamos a la dignidad, cuando nuestra virilidad se convirtió en ofrenda para una casa mafiosa?

(Mafia en siciliano significa secreto, cerrado, y como nada se sabe de lo que esa casa decide, esta es la aclaración)

El clan Gnecco a la cabeza de su matrona ya casi cumple las bodas de plata dictándonos  los destinos. Primero fue Lucas, dos veces gobernador, luego Pepe, dos veces senador, también Popo, innumerables veces diputado, también Luis Alberto, representante a la cámara y luego gobernador, Y hay que meter a Rafael Bolaño, cuñado, y Franco Ovalle, actual gobernador…

Todos tienen un elemento en común: Sus caminos confluyen en la Mama grande, doña Cielo Gnecco, dueña de nuestros destinos.

No ha ostentado jamás un cargo de elección popular, pero elige y no lo disimula; fue Primera gestora social en tiempos de su hijo y es la dueña absoluta de todo el ámbito político en el Cesar. No lo esconde, no le da pena, se siente orgullosa…

Es la dueña del poder y eso la convierte en la dueña de las oportunidades, es la dueña de nuestra gobernación y eso la hace dueña de la credencial del senado, la propietaria de dos de las  cuatro cámaras que elige El Cesar y por lo tanto la única interlocutora válida en el gobierno central.

Eso nos deja a todos en una triste condición de peones en el departamento; el clan con su caporegime  a la cabeza nos marca, año a año con el hierro de su finca, nos cambia cada cuatro años de capataz y sigue reinando sobre nosotros, que ciega y torpemente seguimos ayudándole a cerrar las puertas del futuro a nuestros hijos y nietos, seguimos votando por quien ella diga, tal cual la Mama Grande de García Márquez.

Se acostumbró y se siente cómoda con esa mala costumbre, a que ella nos pone dos cámaras y un senador…

Bien: Hoy yo le pido al Cesar que despierte y le quite con los votos lo que ella nos impone con su dinero.

Hoy nos quiere poner a elegir a un Eliecer Salazar a la cámara, y pretende que le reelijamos a su sobrino José Alfredo Gnecco al senado, para que después elijamos al que  a ella le dé la gana como gobernador.

Pues bien, yo propongo que le hagamos el mandado al revés.

Hoy su cámara Eliecer Salazar, no la tiene tan clara; es muy evidente que es una marioneta en manos de la gran señora y las cuentas para senado no las tiene tan fáciles como antaño. Eliecer no solo no pega, es un hombre que dejó pasar la edad y dejó pasar su hora; siempre arrodillado ante la matrona, tantas veces ha declinado sus aspiraciones que su eslogan de campaña da cuenta de sus rodilleras: Ahora Si…

Entre cómico y patético.

Y ya tenemos que decirle que no, que Ahora NO.

Cristian José Moreno decidió hacer un ejercicio de dignidad sin arrodillarse ante el clan: Yo le pediría a los votantes de la U que acompañen a este muchacho que se rebeldizó y dijo que no va con el senador del clan mafioso: Para votarle a Eliecer, es mejor mil veces que se le vote a Cristian.

Las cámaras no son el espacio en el que el clan de la doña se siente más cómodo: Un Ape Cuello que se la está jugando seriamente por dos curules no es ningún chiste para contar en salones: Eso la tiene pensativa; está más cerca Ape que ella de las dos credenciales y tiene serias posibilidades de llegar a Bogotá con más  votos en su lista abierta por el partido conservador que Jose Alfredo con la U, y bien complicado resulta que una cámara llegue al capitolio con más votos que un senado…

Lo que va a pasar aquí está  para alquilar balcón: Por vez primera la Doña no tiene tan claros los caminos para imponer su senado…

Didier Lobo  aspira y no es en broma, Jose Alfredo aspira, pero no  está solo… Metamos en la cuenta a otro personaje que va a jugar y al cual el clan le teme mucho: Álvaro Uribe Vélez, que es candidato independiente en todos los departamentos del país, todo eso sin contar que los candidatos de afuera se llevan más del 50% del potencial electoral…

Hay en juego también una inteligencia portentosa que nadie puede dejar por fuera de los cálculos: Sergio Araújo Castro, que si bien malogró su primer pinino político a la alcaldía de Valledupar, es un hombre que sabe mucho, y entre las muchas cosas que sabe, sabe que todos sabemos que de él podemos esperar diez veces más de lo que esperamos de todos nuestros congresistas sumados en el recinto máximo de la democracia, y el Centro Democrático no es cosa de juego en el Cesar…

Las cámaras, si se piensan fuera de contexto, son una para la doña en cabeza de Eliecer y la otra para Ape cuello y los casi 40 aspirantes tendrán que pelearse las dos que quedan…

Y qué tal que este departamento despierte y le vote a Cristian y no a Eliecer? Qué tal que Delwin, muy serio candidato del PC le pegue al perro? Qué tal que la gente decida sacudirse y no votarle a Salazar? Qué tal que Jaime González logre revivir el fervor que le otorgó más de 40 mil votos en Valledupar? Qué tal que a Arturo finalmente le suene la flauta?

Yo en todos los escenarios veo más cerca de las dos credenciales de cámara a Ape Cuello que a Doña Doña, y siempre con más votos en su lista de cámara que ella en su senado, pero lo que aquí ocurrirá solo está en  manos del elector.

Eliecer ni es renovación ni es liderazgo, Jose Alfredo Gnecco no sería digno de desatarle una sandalia a Sergio Araújo en inteligencia, el clan Gnecco se pasó de piña con sus espacios cerrados para todo lo que no sea servilismo para ellos…

Jaime, Fawzi, Iván y Cristian son la sangre joven, ¿por qué nos vamos a condenar con viejos que ya demostraron con creces que su utilidad es nula?

¿Qué tal si entre todos le decimos de una vez por todas que ya no más a Doña Doña?

Las líneas de Silvio son inmortales hoy para la Doña Doña:

Ojalá que se acabe la mirada constante

La palabra precisa,

La sonrisa perfecta…

Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz…

Quizá así en Valledupar y el Cesar podamos tener de nuevo un Cielo transparente, bonito, diáfano y que nunca sea una amenaza para nadie...

No ese Cielo oscuro, amenazante y funesto que hemos tenido que vivir en casi un cuarto de siglo por cuenta de votos más comprados que convencidos.

La cita es en las urnas.

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here