Menu

Maya Villazón marca un derrotero sobre la tendencia en elecciones presidenciales

Valledupar 

Desde Valledupar, el contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, hizo referencia al impacto de la corrupción en los sectores público y privado del país, indicando además que el tema influirá en las próximas elecciones a la Presidencia de la República.

El jefe del organismo de control fiscal sostuvo que la corrupción ha afectado a todos los sectores sociales y que las investigaciones que él junto a la Procuraduría General de la Nación realicen servirán de insumo a los electores.

“Hoy no hay nadie predestinado a ser presidente de la República en 2018”, señaló el contralor Maya Villazón, anticipando que su lupa se posará sobre los millonarios escándalos de la firma Odebrecht.

Leer más...

Auditoría General de la República tiene serias observaciones frente al Contralor Cesar

Bogotá 

La Auditoría General de la República reveló un detallado informe en el que pone de presente el desempeño de 63 Contralorías departamentales y municipales, entre las que figura la del departamento del Cesar.

Luis Carlos Pineda, auditor delegado para vigilancia de la gestión, hizo referencia al contralor César Cerchiario De la Rosa a través de queja recibida en su despacho, en relación “a un contralor que ejerció cargos en una administración departamental e incluso fue gobernador encargado y hoy en día es Contralor Departamental y adicionalmente audita la gestión que realizó años atrás; es decir se debía declara impedido”.

Pineda cuestiona, además, las metodologías de elección de los contralores, como en el caso ocurrido en Cesar y Valledupar, por lo que cuestionó la independencia con la que se hace el control de los dineros públicos.

“Desde la misma elección de los contralores se presentan las irregularidades. Es decir la falta de un concurso de méritos para que la elección del contralor, porque permite que no haya un margen de autonomía o de independencia respecto de los sujetos vigilados”, manifestó el auditor delegado.

El mismo funcionario cuestionó la recuperación del dinero público en los últimos cuatro años, indicando que “de los 250 mil millones que se invirtieron en el control fiscal en los últimos cuatro años, se ve una recuperación de 39 mil millones de pesos de los 406 billones que se auditaron (…) De cada mil pesos que están en el control fiscal, sólo se recuperan 40 pesos”.

Leer más...

Más de $5.000 millones embolatados en el estadio Armando Maestre

Bogotá.-

La Contraloría General de la República volvió a evidenciar las falencias tanto en la planeación como la ejecución de los contratos de obras públicas realizados con recursos del Sistema de Regalías en el departamento del Cesar. Esta vez el turno le correspondió a la obra del estadio de fútbol Armando Maestre Pavajeau, un proyecto que despertó la expectativa de todos los aficionados a este deporte de masas y que aguardaba la esperanza de que, por fin, el Valledupar Futbol Club contara con un escenario a la altura de la ciudad.

Sin embargo, la auditoría de la Contraloría encontró  un detrimento patrimonial en cuantía de $5.167 millones de pesos, en un contrato cuyo valor total es cercano a los $50.000 millones. Para tener un punto de comparación, el municipio de Sahagún -donde no hay torneo profesional de fútbol-, construyó un estadio con capacidad para 4.000 personas a un costo total de $11.000 millones, mientras que el estadio de Valledupar su capacidad proyectada es de 12.000 personas (pero hoy sólo recibe 5.000 personas), y su costo es 5 veces superior al de Sahagún.

Historia del contrato

El 20 de enero del año 2014, la Gobernación del Cesar suscribió el contrato de construcción de este escenario deportivo, por un valor de $33.345 millones y por un plazo inicial de 18 meses, es decir hasta el 28 de agosto del año 2015. Posteriormente, sobre el referido contrato, el ente departamental realizó una adición por $16.671 millones.

El tiempo total de ejecución terminó siendo de 21 meses, es decir hasta el 25 de noviembre del año 2015 y según comunicación de la Gobernación del Cesar de fecha 21 de septiembre del 2016, dirigida al equipo auditor de la Contraloría, por el citado contrato el ente departamental pagó un valor total de $49.682 millones.

 Las principales deficiencias encontradas por el ente de control son: 

- Que la superestructura metálica de la cubierta de la tribuna oriental del estadio de fútbol presenta elementos sin anticorrosivo y la soldadura no es continua, así mismo falta ajuste en algunas de las uniones estructurales.

- Que la cubierta textil instalada en las dos tribunas se observa con desajustes debido a que los elementos de sujeción y fijación (tensores y contravientos) se encuentran sueltos.

- Que algunas barandas metálicas instaladas en la gradería occidental presentan abolladuras y dobladuras, también las platinas de fijación con desniveles y en algunas falta la fijación de pernos.

- Y en algunos muros de concreto se instalaron accesorios eléctricos que no cumplen con la normatividad.

 Adicional a lo anterior, el órgano de control fiscal encontró que las presuntas deficiencias relacionadas con la estructura de la cubierta de la tribuna oriental y con la cubierta textil instalada en las otras dos tribunas ha ocasionado incomodidades a los usuarios cuando ocurren lluvias.

El contrato inicial celebrado para llevar a cabo las obras del estadio de Valledupar, fue suscrito por el entonces secretario de Infraestructura de la Gobernación del Cesar Omar Enrique Maestre Vélez y por el contratista Consorcio GMP Construcciones y Grupo Capitol conformado por (Grupo Empresarial Capitol con 40% , Estela María Corneo Piñerez con 35 por ciento y y José Francisco Hernández Madera con 25 por ciento.) el representante legal del contratista fue Gabriel Emilio Marriaga Piñerez. 

NOTICIAS RELACIONADAS

 Trabajadores de la obra del Estadio Armando Maestre Pavajeau protestan por el no pago de sus servicios en la construcción

“Estadio Armando Maestre será entregado a finales de noviembre”: Monsalvo

Estadio Armando Maestre sigue sin terminarse (RPT Noticias)

 

 

Leer más...

Contraloría detectó hallazgos fiscales por $50.538 millones en la Gobernación del Cesar, durante 2015

Valledupar 

La Contraloría General de la República confirmó hallazgos de supuestas irregularidades en el manejo de recursos públicos en la Gobernación del Cesar, en el año 2015, en contratos que alcanzaron los 50 mil 538 millones de pesos, financiados con dineros provenientes de regalías.

En el solo Estadio de Fútbol ‘Armando Maestre Pavajeau’ de Valledupar, el ente de control detectó detrimento por el orden de los 5 mil 167 millones de pesos, además de “falta de planeación”.

Dentro de su actuación especial, la Contraloría encontró un total de 11 hallazgos fiscales, pero al referirse puntualmente al estadio indicó que existen “deficiencias en los acabados, fisuras en los pisos y abolladuras en las barandas, así como la instalación de accesorios eléctricos que incumplen con la normatividad”.

 

Otros hallazgos

La Contraloría General de la República también establece en un informe conocido por Cacica Noticias, que “en los contratos del Muelle y Parador Turístico de Chimichagua, FasesI y II, fue evidenciado por la CGR un detrimento por $717 millones de pesos, correspondiente a sobreprecios y fallas constructivas”.

Al mismo tiempo, en contratos de vías para Becerril y La Jagua de Ibirico, a pesar de las reparaciones a la malla vial, “aún persiste el deterioro de las vías que siguen presentando agrietamientos y fisuras. Lo anterior, debido a una deficiente calidad de las obras, por lo que la Contraloría evidenció un detrimento patrimonial en cuantía de 15 mil 750 millones de pesos”.

Otro de los contratos evaluados fue la construcción del CDT Ganadero y Pesquero, donde “se identificó una gestión fiscal antieconómica por valor de 25 mil 062 millones de pesos, contrato cuya ejecución inicialmente se pactó para 290 días, pero requirió un total de 644. Se tardó un 122% más del tiempo previsto”.

Otro detrimento informado por la Contraloría se relaciona con la Avenida Ciro Pupo, en La Paz, donde “se presentó anomalías en su construcción y fallas en la calidad de las obras ejecutadas, generando un detrimento por mil 108 millones de pesos”.

Además, la Contraloría General de la República encontró que en los contratos de obra los contratistas no vinculan al personal ofrecido en sus propuestas, “llevando a la Gobernación a pagar gastos de administración y de personal que no se contrata, afectando no sólo el cumplimiento sino generando un detrimento al estado por más de 410 millones de pesos”.

El informe de la Actuación Especial de Fiscalización presenta otros hallazgos de tipo disciplinario e incluso penal, relacionados con cantidades de obras no autorizadas, adiciones en valor sin el lleno de los requisitos legales, así como la expedición de las apropiaciones presupuestales en evidente falta de planeación.

Para el periodo en que se registraron estos contratos con las anomalías descritas por la Contraloría, se encontraba como gobernador del Cesar Luis Alberto Monsalvo Gnecco.

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here