Menu

Policías extorsionan a médico por infringir norma de tránsito Destacado

Valledupar.-

Un galeno que labora para la Clínica del Cesar vivió un verdadero viacrucis el pasado fin de semana y lo más increíble de todo a manos de quienes supuestamente deben protegerlo: agentes de la Policía Nacional. Esta es la historia.

Como todos los días, Carlos Alfonso Quiñonez salió de su casa en su vehículo con rumbo a la Clínica del Cesar donde presta sus servicios como médico internista e intensivista. Como iba de afán, pues lo esperaba un paciente con urgencia en la unidad de cuidados intensivos, cruzó en amarillo el semáforo de la carrera 12 con calle 14. A la altura del palacio de Justicia, siendo aproximadamente las ocho de la mañana, dos patrullas motorizadas de la Policía Nacional lo interceptan, le obstruyen el paso y le hacen señales para que se orille en la vía. Carlos obedece y baja al vidrio de su vehículo y se dirige al agente de Policía explicándole que llevaba prisa porque debía atender un paciente en la UCI.

La respuesta del agente no se hizo esperar: “Ni usted ni nosotros somos familia de ese paciente. Entrégueme sus papeles.” Nuevamente Carlos obedeció y entregó su documentación, insistiéndole a los policías que, por favor, tuvieran en cuenta que el paciente esperaba de su atención.

Después de revisar su licencia de conducción y sus antecedentes, el intendente Jorge Martínez le dice al médico Carlos Alfonso Quiñonez que quedaba detenido por el delito de uso de documento falso, pues según él, la licencia de conducción de Alfonso Quiñonez era falsa y no aparecía registrada en el Registro Único Nacional de Tránsito, RUNT. Simultáneamente ordenó al patrullero Jonathan Carrasquilla ponerle las esposas al galeno. En ese momento el médico Carlos Alfonso Quiñonez entró en pánico. Se imaginó siendo detenido y recluido en una estación de policía todo el fin de semana y siendo reseñado por las autoridades.  Pero lo que más le preocupaba no era eso, sino el estado del paciente que esperaba su atención. Angustiado, acorralado y aturdido les dijo a los agentes que debía tratarse de un error pues tenía más de diez años de haber tramitado su licencia en el Tránsito de Barranquilla, ciudad donde cursó varias especializaciones.

Sin embargo, los agentes no cedieron la presión. Llamaron a la camabaja para que inmovilizara el carro y a las famosas neveritas, vehículos donde transportan a las personas detenidas. Ante esa situación, Carlos Alfonso Quiñonez suplicó casi llorando a los agentes que le “colaboraran” y que lo dejaran ir. Al escuchar esta palabra mágica “colaboración”, inmediatamente se les iluminó el rostro a los agentes de policía. Le dijeron a Carlos que la mencionada “colaboración” significaba la entrega de cinco millones de pesos. Carlos le expresó que no tenía esa cantidad de dinero. Y en su desesperación les ofreció los únicos dos millones de pesos que tenía disponible en el cajero.

Entonces, las mismas dos patrullas motorizadas que habían interceptado al médico Carlos Alfonso, ahora lo escoltaban, una adelante y otra atrás de su vehículo, para que no se volara, hasta llegar al cajero de Bancolombia ubicado en el centro comercial Valleplaza, al lado del reconocido almacén de Muebles Jamar, al norte de la ciudad (carrera novena).

Carlos se bajó de su vehículo, ingresó al cajero y retiró una suma cercana a los dos millones de pesos, ya que cabe recordar que el cajero de Bancolombia sólo admite tres retiros con monto máximo de $600.000 cada uno, para un total de $1.800.000.

Una vez salió del cajero, los agentes le hicieron señas que los siguiera y lo condujeron por la carrera novena hasta llegar al cruce del lote de la Electrificadora, donde doblaron con rumbo a la carrera cuarta, detrás de DPA. En un lugar desolado, hicieron detener de nuevo el vehículo, recibieron el dinero de Carlos y le devolvieron su licencia de conducción.

Carlos, aún muerto del susto, se fue rápido a la clínica del Cesar a atender a su paciente, pero después de que finalizó su turno, fue a denunciar la extorsión y el secuestro express, delitos de los que fue objeto por la propia Policía.

Vea a continuación la denuncia interpuesta.

Cacica Stereo

Calle 17 No. 15 - 67  Celular 3205490100   Telefonos  5805497 - 5713764 Valledupar (Cesar)

Email:cacicaestereo@yahoo.es - Twitter: @CacicaStereo

Sitio Web: www.cacicastereo.com

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here