Menu

Con el Festival del Arroz buscan conservar costumbres de los campesinos

Llegar a Badillo durante su festival es más que ir a disfrutar de la música y el folclor. Lo más llamativo de su pueblo, son las costumbres que aún conservan y ls tradición que buscan pasar de generación en generación para que no se extinga. 

Tanto las mujeres, como los niños, tienen un papel fundamental en ese tema. Las pilanderas dan cátedra de cómo es el proceso para un arroz con brillo y más blanco, mientras que los pequeños demuestran su destreza con los llamados ‘perreros’, unas cuerdas gruesas que se usaban para alejar animales de la cosecha.

En el concurso, más de 15 personas, entre niños y adultos, hicieron la demostración de ese trabajo. El sonido fuerte producido por la cuerda cayendo al piso y en contra del viento, era el que más llamaba la atención de los asistentes.

“Yo práctico eso desde los 9 años, yo aprendí de unos amigos, me gusta hacerlo, uno le da la vuelta al perrero, y hace que pique en los dos lados. El aire ayuda mucho. Eso es para espantar pájaros, para  que no dañen el arroz”, dijo  Jesús David López, de 11 años.

Por su parte, Liliana Vega, una de las pilanderas que participó indicó que, “desde que nací conozco como cortar el arroz, lo ‘pangaba’ lo ponía a asolear, y lo pilaba para el almuerzo. Uno va ‘encascarándolo’ hasta queda a punto”.

Ayda Fernández, presidenta del festival, manifestó que está feliz con el éxito que tuvo el evento: “Estoy muy contenta porque vinieron muchos a ver. El compromiso que tenía inicialmente fue cumplirle a las personas, por eso dimos los premios en tarima. Esta es la cultura de Badillo, fue hermoso todo”.

Después del Festival del Arroz, este miércoles se realizarán las fiestas del santo patrono San Antonio de Padua.

Tatiana Orozco

Tatiana Orozco Mazilli

@tatoxigeno 

volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here